Toyota Safety Sense es uno de los sistemas de seguridad activa más punteros del mercado. Sus funcionalidades asisten al conductor, facilitando su conducción y reduciendo los riesgos de sufrir un accidente.

Toyota Safety Sense hace de la conducción una experiencia más segura. Una tecnología puntera en el mercado que ofrece cierto grado de autonomía, avisando al conductor de posibles peligros y asistiendo a la conducción. El objetivo es reducir al máximo los accidentes de tráfico.

La tecnología Toyota Safety Sense ayuda a mantener a raya las situaciones potencialmente peligrosas y ofrece seguridad al conductor y a los pasajeros. Cuenta con innovadores sistemas de aviso y asistencia a la conducción, como el sistema pre colisión, que utiliza una cámara y unos sensores para detectar los vehículos que hay por delante; la alerta de cambio involuntario de carril, que te avisa si el vehículo se sale involuntariamente del carril; o el Control Inteligente de Luces de Carretera, que permite una conducción nocturna más segura.

Gracias a estos sistemas de seguridad activa, Toyota Safety Sense contribuye a reducir el riesgo de colisión, lo que da lugar a una prima de seguro posiblemente más baja y a una conducción más segura. Además, otorga al vehículo cierto grado de autonomía que repercutirá positivamente en la conducción, haciéndola más cómoda y fiable. En la amplia gama híbrida de Toyota podrás disfrutar del sistema Toyota Safety Sense, integrado de serie. Ahorro en consumo y mantenimiento, compromiso medioambiental y un plus de seguridad son algunas de las numerosas ventajas de los Toyota Full Hybrid.

 

Sistema de Seguridad Pre-Colisión con detector de peatones y ciclistas

Gracias a una cámara y a un sensor, es capaz de asistir al frenado con otros coches, con peatones (día y noche) y ciclistas.

Una cámara frontal y un sensor analizan el estado de la carretera y los vehículos que circulan en ella. Si el sistema detecta que nos estamos acercando demasiado al coche de delante nos avisará con señales sonoras. Cuando accionemos el freno, el automóvil ya estará prevenido y aplicará la máxima fuerza de frenada con independencia de la potencia con que presionemos el pedal. También es capaz de detectar ciclistas en condiciones diurnas y peatones, tanto de día como de noche. Este sistema ayuda a reducir notablemente el riesgo de accidente.

 

Reconocimiento de señales de tráfico

Gracias a esta funcionalidad podremos evitar multas por distracciones o mala visibilidad al no ver las señales.

Son muchos factores los que juegan en nuestra contra cuando estamos conduciendo. Una distracción, mala visibilidad o falta de concentración momentánea nos puede impedir que veamos una señal de limitación de velocidad o de prohibición, aumentando el riesgo de accidente. El sistema está compuesto por una cámara frontal, colocada en la luna delantera del vehículo, que detecta las señales de tráfico y se las transmite al conductor mediante una pantalla TFT digital en color. El sistema emite un aviso visual y sonoro si no se respetan las señales de tráfico.

 

Avisador de cambio involuntario de carril

Una cámara inteligente es capaz de divisar las líneas de la carretera para evitar que salgas de ella por accidente.

Largas horas conduciendo por carretera, cansancio físico y visual, y ocurre una pequeña distracción. Tu coche abandona el carril e invade el contrario. Olvídate de vivir una situación similar con el sistema de Alerta de Cambio Involuntario de Carril, ya que mediante una cámara inteligente es capaz de leer las líneas que delimitan el asfalto y te avisa con señales sonoras y visuales si detecta que te desvías sin poner el intermitente, con el tiempo suficiente para que puedas reaccionar y corregir la maniobra sin hacer uso del conocido y peligroso volantazo.

 

Control inteligente de luces de carretera

El sistema es capaz de detectar la iluminación de la carretera y de los coches que circulan en ella.

Conducir por carreteras oscuras es un riesgo tanto para el conductor como para los pasajeros. Además, el deslumbramiento por las luces largas aumenta el riesgo de accidente. Por ello, este sistema, a través de una cámara frontal, es capaz de detectar las luces de los vehículos que circulan delante y en sentido contrario, y analizar la iluminación de la calzada, cambiando de manera automática las luces largas con las luces de cruce. De esta manera se consigue una conducción nocturna más segura.

 

Control de crucero adaptativo

¿Quieres mantener una velocidad constante en carretera?

En tráfico denso o atascos se beneficia de la nueva función de reconocimiento de vehículos, siguiendo al coche precedente para mantenerse en el carril. Además, combina la funcionalidad del reconocimiento de señales de tráfico, proponiendo ajustar la velocidad mediante un toque de volante al último límite de velocidad detectado. En autopista también es una función muy útil, ya que determinarás una velocidad de crucero y este patrón uniforme de conducción ahorra combustible.

 

Sistema de mantenimiento de trayectoria

Controla las líneas de carretera para mantener el coche centrado en carril.

Como gran novedad, el sistema Toyota Safety Sense ha incorporado en los nuevos modelos Toyota un cierto grado de conducción automatizada, controlando las líneas de autopistas y carreteras principales, manteniendo el coche centrado en el carril a velocidades superiores a 50 km/hora. Este sistema logra reducir la carga sobre el conductor y le aporta un mayor confort en la conducción. El sistema, combinado con el avisador involuntario de cambio de carril, ayuda al conductor a mantener el vehículo dentro de su carril, aumentando de forma notable su seguridad.

 

Detector de ángulo muerto

El sistema nos notifica de manera sonora y visual la llegada de otros coches por el lateral.

Miramos por el retrovisor, ponemos el intermitente y nos disponemos a cambiar de carril. En el último momento nos damos cuenta de que viene una moto, obligándonos a hacer una maniobra peligrosa, lo que aumenta el riesgo de tener un accidente. El sistema notifica mediante aviso sonoro y visual la presencia de otros vehículos en el lateral. Gracias a este sistema podrás realizar adelantamientos e incorporaciones con la máxima seguridad posible. Conduce más cómodo y seguro que nunca con los nuevos modelos de Toyota.

 

Detector de tráfico trasero

El sistema, gracias a unos sensores, nos alerta de la presencia de vehículos en la parte trasera.

Aparcar en un lugar que no te permite una visión adecuada del entorno es una realidad que viven miles de conductores a lo largo del día. La situación obliga a sacar medio coche para tener visibilidad, poniendo en riesgo tu seguridad y la de los vehículos que circulan por la vía. El sistema notifica mediante aviso sonoro y visual la presencia de otros vehículos, tanto en el lateral como en la parte trasera del vehículo. Gracias a este sistema podrás aparcar tu coche sin ningún roce y salir de plazas de aparcamiento sin peligro de colisión.

 

Asistente de parking

Los sensores nos alertan de manera sonora si nos estamos acercando a un obstáculo. Ideal para aparcar.

El sensor de distancia de aparcamiento evita al conductor la tensión y los nervios de aparcar en espacios reducidos. Su tecnología de ondas ultrasónicas detecta la distancia que hay entre el coche y los objetos. Los sensores están colocados en el paragolpes delantero y trasero y avisan al conductor mediante un pitido y alertas visuales en un monitor. La cámara de visión trasera es otro plus de comodidad y seguridad. Se activa cuando iniciamos la marcha atrás y nos permite observar en el monitor (a color) la proximidad respecto a cualquier obstáculo.

Toyota Safety Sense nos asiste a la conducción, aportando cierto nivel de autonomía, evitando el riesgo en carretera y ayudándonos a evitar distracciones al volante.

Los últimos modelos de la gama híbrida llevan incorporados Toyota Safety Sense de serie. Solo tienes que pedir tu prueba de conducción gratuita en Naranjo Melián, Servicio Oficial Toyota en Telde.